29 junio 2010

Mis botas rojas

mis botas rojas

Mi mamá me regaló unas botas rojas. Cuando me las pongo, me siento como Caperucita Roja visitando a su abuelita esperando escontrar al lobo en un paradero o la ayudante de Santa o el Viejito pascuero volando por el cielo entregando regalos de navidad  en su trineo. 
Cuando más me gusta usarlas, es para ir a trabajar. Aveces despiertas con la sensación de no querer levantarte ya que como toda ley de Murphy que se cumple, es uno de esos horribles #odioloslunes, el frío llena el espacio que usas en estos meses de invierno y la rutina aletarga aún más el regreso. Es entonces cuando imagino que estoy en cuidad Esmeralda al centro del país de Oz y tal como lo hizo Dorothy con Toto en sus brazos y sus zapatos de charol, miro mis pompones, cierro mis ojos y golpeo mis talones tres veces diciendo: "Quiero ir a casa, quiero ir a casa, quiero ir a casa" así la hora se pasa rapidito.
Lo dije una vez y lo sigo creyendo: La magia está en creer.



Escrito por: Pau, La voz de una Gata
Imagen: Mis pies ^_^

3maullaron:

Marcemoya dijo...

No manches Amiga Pau..... No pudieron ser Negras o Blancas, ya de perdis azules.....ja ja ja....
Ya en serio, no se si es real o cierto, pero esta lindo. Besos.

Mistral dijo...

Yo también quiero unas!!!

Muy bonito.

Saludos cordiales

Σ=o) Pau dijo...

Marcemoya... tengo otros colores Marce, estas rojas son de verdad, son mis pies no viste? ;) me las compre justo cuando jugaba Chile jeje las encontré lindas y dieron vida a este cuento :)

besos ronroneados ^_^

Mistral... encantada las comparto contigo :) prrr que gusto verte nindo.

Un gran abrazo y besos ronroneados ^_^

El balcón de mis ojos de Gata© 2008-2011

Todos los derechos reservados Safe Creative #0904113036164

 
©Suzanne Woolcott sw3740 Tema diseñado por: compartidisimo